ENTREVISTA A  D. MIGUEL GARCÍA RESCALVO

Ponente del curso “PRAXIS DE LA NUEVA LEY DE CONTRATOS EN EL SECTOR PÚBLICO”

‘…la cultura organizativa de la Administración Local está centrada en los trámites más que en los objetivos; en el control más que en la gestión.’

‘…con esta Ley se puede hacer una gestión brillante de la contratación, y parece evidente que la práctica no indica tal cosa,…’

‘…en materia de contratación electrónica, … sí se ha producido un avance espectacular con esta Ley, ya que ha incorporado la contratación íntegramente electrónica.’

GARCÍA RESCALVO (Copiar)

 Pregunta: Se ha cumplido ya año y medio, aproximadamente, de la entrada en vigor de la Ley de Contratos del Sector Público, ¿se atrevería a hacer un balance sobre su aplicación?

 El análisis que yo hago del estado de aplicación de esta Ley lo desgloso en tres aspectos, en los que suelo basar el grado de aplicación de cualquier Ley en el ámbito Local.

 1º) El aspecto técnico.- Esta Ley, como cualquier otra, requiere una dedicación, por parte de los actores afectados, a estudiarla, analizarla y entenderla. En lo que yo observo, se le ha dedicado poco tiempo a conocer la Ley, y menos aún a socializar y unificar puntos de vista en cada Institución; todo ello, debido en buena parte a una falta de tiempo extra para poder dedicarlo a la nueva Ley.

Todo ello está produciendo una aplicación de la Ley de Contratos del Sector Públco insuficiente, en unos casos, y deficiente en otros.

 2º) El aspecto directivo.- Si el anterior aspecto afecta a todo funcionario de la Administración Local inmerso en la actividad de contratación, este aspecto directivo afecta a los jefes y responsables de la contratación, en virtud del cual deben prever y dedicar los medios, el tiempo y la organización que requiere la aplicación efectiva de la nueva Ley. O sea, que no basta con conocerla, sino que es necesario elaborar y ejecutar un plan eficaz para su aplicación efectiva.

Pero, por deficiencias en el ejercicio de las funciones de jefatura en la Administración Local, mas por una cuestión de cultura organizativa, en general no se suele elaborar un plan para aplicar una nueva Ley, con lo que, también por lo apuntado aquí, la aplicación de la Ley está resultando más lenta y deficiente de lo que con otra mentalidad y forma de abordar las cosas tendríamos.

 3º) El aspecto cultural.- A mi juicio, en la cultura organizativa de la Administración Local perviven a un alto nivel elementos que frenan la aplicación eficaz y provechosa de esta y de otras leyes. Me refiero a una cultura centrada en los trámites más que en los objetivos; en el control más que en la gestión. Una cultura centrada en los trámites y el control, más que en los objetivos y la gestión pública genera una aplicación pobre en resultados de esta Ley.

En mi opinión, con esta Ley se puede hacer una gestión brillante de la contratación, y parece evidente que la práctica no indica tal cosa, pero debido, entre otras causas, al aspecto cultural comentado.

 Pregunta: Un objetivo destacado que pretende la nueva LCSP es la simplificación de los procedimientos de contratación pública. Pero estamos viendo que en el caso de los contratos menores se establecen nuevos requisitos y trámites que no están facilitando precisamente el día a día de las administraciones. ¿Estamos entonces ante una simplificación real o se trata más bien de una buena intención del legislador que flaquea ante la lucha contra la corrupción y la transparencia?

 Las leyes de contratos han regulado siempre la materia con un “ojo” puesto en impedir o hacer muy difícil la corrupción, además de cumplir con el objetivo central de la misma, que no es otro que hacer posibles los contratos, con eficacia y eficiencia.

 La actual Ley de Contratos tiene aspectos muy simplificadores y otros en los que ha puesto tanto empeño en impedir prácticas irregulares, que las necesidades en contratación salen perjudicadas. Un ejemplo claro de esto, efectivamente, está en la regulación de los contratos menores, regulación sobrecargada de controles, que suponen una dificultad para este procedimiento de contratación que, de acuerdo con esta Ley y con las técnicas de contratación, debe desarrollarse muy rápida y simplificadamente.

 De todos modos, en mi opinión, las dificultades, debates y controversial que estamos viviendo con el contrato menor obedece, por una parte a la regulación contenida en la Ley, pero por otra, como ya he dicho, a una cultura centrada en los trámites y en el control, que está potenciando y exagerando, a veces hasta el absurdo, la regulación de la Ley.

 A propósito de todo ello, me gustaría señalar que, aunque al contrato menor se le está tratando como un procedimiento “apestado”, es tan legal como cualquier otro procedimiento, pues está en la Ley. Lo que hay que hacer es aplicarlo legalmente, pero esto es lo que hay que hacer también con el resto de procedimientos. En este sentido, me resulta del todo contradictorio la preocupación puesta en lograr la legalidad del contrato menor, comparada con la ausencia de preocupación con la que se acepta en los contratos mayores (cientos de miles o millones de euros), que la oferta ganadora sea solo la que más puntos ha obtenido, pero no la mejor.

  Pregunta: Se establece la obligatoriedad de utilización de medios electrónicos  en las notificaciones y comunicaciones en la tramitación de procedimientos de adjudicación y en la presentación de ofertas y solicitudes de participación, pero ¿cómo le afecta a la LCSP la prórroga otorgada a la ley 39/2015 en materia de tramitación electrónica?

En materia de contratación prevalece la aplicación de la Ley especial, la de Contratos del Sector Público, frente a la Ley general de procedimiento, la Ley 39/2015.

 Además, en materia de contratación electrónica, yo creo que sí se ha producido un avance espectacular con esta Ley, ya que ha incorporado la contratación íntegramente electrónica.

 Pregunta: Qué opinión le merece la labor formativa del CEMCi de la Diputación de Granada.

En lo que conozco, la aportación del CEMCI a la formación y desarrollo de las Entidades Locales se mantiene en un alto nivel y es un referente a nivel general, por los muchos años de dedicación al sector, su cuidada programación formativa y los medios e instrumentos que pone al servicio de las Instituciones.

 30 de septiembre de 2019

 

Acerca de CEMCi

El Centro de Estudios Municipales y de Cooperación Internacional (CEMCI) es una Agencia Pública Administrativa Local de la Diputación de Granada, con personalidad jurídica y patrimonio propios, para la ejecución de los fines que le conciernen: la capacitación, instrucción y perfeccionamiento de los miembros y del personal de las Corporaciones Locales, con capacidad para la colaboración y participación con otras Corporaciones Locales y Administraciones Públicas, así como con cualquier otra entidad de fines coincidentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s